Pérdidas millonarias para Pemex y una competencia desleal ante la pasividad de las autoridades.

El presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas LP (Amexgas), Carlos Serrano, sigue reclamando a las autoridades nacionales, distritales y municipales que definan una política clara para evitar el robo de GLP.

“El mercado ilegal de gas LP en México está fuera de control. Hay en promedio unos 35 tomas clandestinas diarias”, lo cual es un incremento acelerado del negocio ilegal, señalaron desde la Asociación.

Según lo que informa los medios mexicanos, es que “los huachicoleros” (así se los conoce a quienes delinquen con el GLP) “integran una lista de más de 20 agrupaciones (no tan) clandestinas, que controlan el Valle de México”. Incluso “ponen un estricto control de precios en este mercado negro, atienden las zonas en determinados horarios, e incluso, contemplan sanciones económicas para los que no respeten sus normas, la ley que ellos inventaron y que nada tienen que ver con las que vigila la ASEA, CRE, Sener, la Secretaría de Marina, la FGR, etcétera”, explicaron desde Amexgas.

El malestar de la industria con las autoridades (a las cuales acusan en algunos casos de ser cómplices) es que es muy fácil “detectarlos, porque ofrecen precios muy por debajo del promedio, pues es gas robado”.

El robo de GLP genera pérdidas sólo a Pemex por 13 mil millones de pesos mexicanos al año.

De las 750 mil toneladas mensuales de GLP que se venden en México, la industria señala que al menos 14% son robadas. Los focos rojos donde se concentra la actividad ilícita es en Veracruz, Puebla, Hidalgo, Tlaxcala, Querétaro, Ciudad de México, Estado de México, Guanajuato, Jalisco y Tamaulipas.

Fonte: http://www.americaglp.com/institucionales/amexgas-el-14-del-glp-que-se-vende-en-mexico-es-robado-143