Ventajas de convertir un coche a GLP

El GLP (gas licuado de petróleo), conocido también como autogás, es desde hace algunos años el combustible alternativo que más se usa en el mundo. En la actualidad circulan en España alrededor de 50.000 vehículos con este combustible, y más de 15 millones en toda Europa. Convertir un coche a GLP presenta numerosas ventajas, aunque sean necesarios algunos requisitos.

A continuación te mostramos en qué consiste la conversión de un coche a GLP, y cómo la realiza Automoviles Yepes, taller en Madrid y Toledo.

¿QUÉ ES EL GLP?
El GLP, cuyo nombre comercial más generalizado es autogás, lleva décadas de éxito en Europa, siendo en la actualidad cuando está empezando a pegar fuerte en España.

El autogás mezcla combustibles gaseosos, especialmente butano y propano, que sometidos a una presión de 2 bares a 20ºC pasan a un estado líquido, con lo que el GLP se hace muy fácil de almacenar y transportar.

Debido a la exención de impuestos en Europa y a la gran cantidad de reservas existentes, su precio es alrededor de un 50% más barato que el de la gasolina, circunstancia que se prevé que seguirá manteniéndose en un futuro.

Los coches en los que puede instalarse este combustible son los fabricados desde enero del 2005 en adelante, las furgonetas con una potencia de 75 cv. o superiores y los turismos con un mínimo de 120 cv.

VENTAJAS DE CONVERTIR UN VEHÍCULO A GLP
Son muchas las ventajas del gas licuado de petróleo, siendo las más relevantes de índole económica y ecológica.

Ventajas económicas

Los vehículos alimentos por autogás son mucho más económicos que los que funcionan con gasolina o diésel.

Un vehículo con GLP es más rentable en lo económico que los de gasolina (alrededor de un 50%) o cuando se compara con un vehículo diésel (sobre un 40%).

Los motores que utilizan autogás necesitan menos reparaciones y mantenimiento, ya que funcionan de una forma más limpia y suave, provocan un menor desgaste de elementos, como las bujías, y conservan el aceite lubricante en un estado más óptimo.

Además, existen diferentes ayudas autonómicas y municipales para los clientes finales, enmarcadas en programas de movilidad ecológica y reducción de emisiones. En bastantes municipios se ofrece la posibilidad de reducir el impuesto de circulación.

Ventajas ecológicas

En motores diésel, el autogás reduce hasta en un 99% la emisión de partículas sólidas, en un 96% las emisiones de Nox y en un 10% las de CO2.

Respecto a los motores de gasolina, el autogás reduce las emisiones de Nox en un 68% y en un 15% las emisiones de CO2.

Es importante señalar que los vehículos con sistemas GLP no pierden su capacidad para emplear gasolina, al contar con 2 depósitos independientes de combustible, lo que aumenta la autonomía del vehículo y la dependencia de estaciones con autogás.

En definitiva, convertir un coche a GLP no presenta más que ventajas, tanto para nuestro bolsillo como para la sostenibilidad del medio ambiente. La apuesta decidida de la UE por este combustible, con cuantiosas ventajas fiscales, es la mejor prueba de que el autogás es la mejor apuesta de futuro.

Fuente: https://www.infotaller.tv/especiales/remitidas/Ventajas-convertir-coche-GLP_0_1456954293.html

Share