Quiero comprar un coche bifuel: ¿es mejor GNC o GLP?

Cada vez son más los fabricantes que están apostando por combustibles alternativos y hoy le toca el turno al Gas Licuado del Petróleo, más conocido como GLP o Autogas y al Gas Natural Comprimido, más conocido como GNC. ¿Qué ventajas tienen? ¿Cuál es mejor?

Vamos a responder a todas y cada una de las respuestas y es que estos vehículos denominados bifuel están acaparando un gran número de ventas en nuestro país.

La principal diferencia del GLP y del GNC con los combustibles fósiles; gasolina y diésel, es que son mucho menos contaminantes y tienen un precio más bajo que ellos. Además, los conductores que se decanten por este tipo de vehículos, contarán con el distintivo medioambiental ECO de la DGT. Este adhesivo permitirá la circulación por determinadas zonas de las grandes ciudades.

Antes de entrar en muchos más detalles, es importante destacar que el uso de estos combustibles puede alargar la autonomía de los vehículos ya que llevan dos depósitos; el de gas y el de gasolina.

GLP y GNC, ¿qué son?

De los dos tipos de gas, el más extendido es el denominado GLP. Lleva bastante más tiempo en el mercado y ya son muchos los fabricantes que lo están equipando en sus modelos. Tal y como asegura la Asociación Española de Gas Licuado, el GLP es «una fuente de energía eficiente y sostenible, con un poder calorífico mucho más alto que los combustibles tradicionales, lo que significa que una llama de gas licuado produce mucho más calor que la de otras energías. A esto se añade que durante su combustión, el gas licuado genera un 36% menos de emisiones de CO2 que el carbón, un 15% menos que la gasolina y un 10% menos que el gasoil. Además, a diferencia de otras fuentes energéticas, no genera residuos».

«Asimismo, el 65% del gas licuado se crea durante la extracción de gas natural y el restante 35% se extrae del refinado de petróleo (algo en lo que se apoyan sus detractores para no calificarlo como ecológico). Al ser lo que se denomina un producto secundario natural, si no se utiliza, se pierde». Pero, ¿qué es? El GLP Es una mezcla de butano y propano, dos gases más densos que el metano, y que sí se pueden licuar fácilmente por compresión.

¿Una de sus ventajas? Ya existen más de 800 gasolineras que ofrecen este tipo de combustible. ¿Su precio? Ronda los 0,70 céntimos de euro por litro. Por el contrario, el GNC solo cuenta con alrededor de 100 estaciones de servicio.

Por su parte el GNC, se está dando a conocer por la inclusión en los modelos SEAT y el grupo Volkswagen. Es importante destacar que «un vehículo alimentado con gas natural reduce en torno a un 25% las emisiones de dióxido de carbono (CO2) respecto a un modelo de gasolina, y hasta un 75% las de óxido de nitrógeno (NOx) en comparación con una variante diésel, mientras que las de partículas y el dióxido de azufre (SO2) son casi nulas». Pero, ¿qué es? Es un compuesto llamado metano que se extrae de pozos.

¿Qué dice la DGT?

Según la propia Dirección General de Tráfico, «los coches de GNC y GLP entran dentro de la primera categoría, que se define como aquellos vehículos que incorporan dos depósitos para dos combustibles diferentes y una unidad de propulsión que contiene al menos dos categorías diferentes de convertidores de energía de propulsión».

¿Cuál es mejor, GLP o GNC?

En la actualidad, el GLP parece que está ofreciendo mejores resultados porque tiene una mejor infraestructura. Este combustible también lo montan una gran variedad de fabricantes e incluso los propios conductores pueden adaptar su vehículo a GLP en los diferentes talleres autorizados que existen alrededor de toda la península ibérica.

Fuente: https://www.highmotor.com/comprar-coche-bifuel.html

Share