Promueven al GLP como alternativa para parque automotriz de Colombia

“Colombia está próxima a dar el salto a esta alternativa de combustible vehicular que en el mundo se posiciona como el combustible más utilizado en el sector automotriz después de la gasolina y el diésel”, agregó el presidente de Gasnova.”

El presidente de la Asociación Colombiana del GLP- Gasnova, Alejandro Martínez, advirrte que “es importante que el Ministerio de Minas y Energía expida las normas técnicas sobre calidad del producto, funcionamiento y adecuación de las estaciones de servicios, cuyos borradores fueron puestos a consideración para sus comentarios y se espera sean publicados próximamente”.

Una vez se expida la normatividad técnica se habrá despejado el camino para que los inversionistas interesados en el negocio puedan tomar las decisiones a que haya lugar y el Gas LP vehicular (Autogás) sea una fuente disponible, consideró el dirigente gremial.

“Colombia está próxima a dar el salto a esta alternativa de combustible vehicular que en el mundo se posiciona como el combustible más utilizado en el sector automotriz después de la gasolina y el diésel”, agregó el presidente de Gasnova.

Un total de 14’346.623 millones de vehículos conforman el parque automotor en Colombia: 57% corresponde a motocicletas, 42% a vehículos y el 1% restante a maquinaria, remolques y semirremolques, según datos del Registro Único Nacional de Tránsito (RUNT), precisa un informe de Gasnova.  “El potencial de mercado que tienen los combustibles que pueden servir de alternativa a la gasolina, como es el caso del autogás, o Gas LP vehicular”, señala Martínez.

Según datos de la Asociación Mundial del Gas LP, 27 millones de vehículos utilizan el autogás (Gas LP vehicular) y más de 130 modelos son producidos por los principales fabricantes de automóviles con esta alternativa energética de origen. Se han instalado 76.000 sitios minoristas para su suministro. Los casos de éxito están en diferentes latitudes: los países con mayores índices de consumo anual de autogás son Turquía (4,6 millones de automóviles), Rusia y Polonia (3 millones de automotores en cada país), Italia (2,3 millones de autos) y Corea (2,12 millones de vehículos), resalta el comunicado de prensa del gremio energético.

Dice Gasnova que de acuerdo con la WLPGA, los automóviles impulsados por autogás –comparados bajo condiciones equivalentes a aquellos que utilizan gasolina– emiten 81% menos partículas y 21% menos de monóxido de carbono; mientras que frente a los impulsados por diésel genera 74% menos partículas y 81% menos emisiones de carbono.

Reitera que el uso del autogás implica baja inversión para adaptar los vehículos que han sido originalmente diseñados para usar otros combustibles; el ahorro cuando se compara con otro tipo de conversión es importante. “No obstante, es necesario lograr un esquema de precios donde todos los combustibles líquidos se ofrezcan en igualdad de condiciones de mercado, sin subsidios que distorsionen la competitividad de estos”, destacó Martínez Villegas.

El rendimiento del combustible y la potencia que confiere al vehículo son también argumentos a favor del autogás, dice el gremio del gas GLP en el país. Por su elevado poder calorífico, los motores no pierden fuerza y los tanques de almacenamiento de combustible que se les adaptan en los baúles de los carros son pequeños, lo cual hace que no se requiera gran espacio para su instalación, condición muy importante sobre todo en los vehículos de servicio público.

Share