Entrevista André Pimentel – director comercial de Intelligent Sensing Anywhere (ISA)

Especializada en el monitoreo de tanques, cilindros y en el desarrollo de medidores inteligentes, la empresa portuguesa Intelligent Sensing Anywhere (ISA) ha actuado con fuerza en el segmento de GLP, con resultados importantes para sus clientes, que generaron economía y eficiencia. Para hablar sobre la tecnología de la empresa y el mercado de GLP, AIGLP entrevistó a André Pimentel, director comercial de ISA, durante el 33º Congreso de AIGLP, que ocurrió en Río de Janeiro.

¿Cuál es la principal actividad de ISA?
ISA es una empresa portuguesa que hace monitoreo de tanques. En más de 30 años, se han instalados más de 110 mil sistemas de monitoreo de tanques. Tenemos también monitoreo de cilindros y medidores inteligentes. Todos estos equipos se conectan a una plataforma para internet de las cosas que está focalizada en el mercado de óleo y gas, principalmente en el downstream, reuniendo los datos de nuestros equipos y los datos de los clientes para ayudar a las empresas de distribución de GLP a tener un trabajo más eficaz, de forma de atender mejor a sus clientes.

¿Cuáles son los principales beneficios de estas tecnologías, en la práctica?
Me gusta dar un ejemplo concreto. En Canadá, tenemos un cliente distribuidor de GLP, uno de nuestros mayores clientes, que comenzó haciendo un piloto con el sistema de monitoreo en 30 tanques. Al final del período de pruebas, este cliente descubrió que pasó a hacer 20% menos entregas vía camión porque aprovechaba más cada viaje hasta el cliente para entregar una cantidad mayor de producto, es decir, pasó a necesitar de menos camiones para distribuir la misma cantidad. Esto se traduce en una reducción de costo muy significativa. Hoy día, nuestro cliente tiene 15 mil tanques monitoreados. Todos los clientes percibieron que las entregas de bajo volumen disminuyeron mucho y las de gran volumen aumentaron mucho, generando mayor eficiencia y mejor servicio.

¿Cómo usted evalúa el mercado de GLP en Brasil?
Brasil ha sido un mercado tradicionalmente difícil para el área de monitoreo, especialmente debido a la constitución del mercado, con la operación única de Petrobras. Desde hace un año y medio, hemos observado un cambio en este escenario. As empresas privadas comenzaron a invertir mucho en almacenamiento y sistemas de monitoreo para el segmento de distribución porque vieron que existe ese espacio en el mercado y, así, traen las operaciones más eficientes a sus clientes. Para nosotros que somos portugueses hay también una dificultad en relación a costos de importación y burocracia, ya que no producimos aquí. Estamos certificando nuestros productos en los órganos brasileños y tenemos certeza que es una inversión que va a valer la pena.

Share