Por qué los coches de gas han disparado sus ventas

En el acumulado hasta agosto las matriculaciones de GLP y GNC se triplican respecto a las de todo el año 2017

Las ventas de coches de gas, tanto las de Autogas (GLP) como las de gas natural (GNC) crecen muy fuerte en el mes de agosto y en el acumulado del año. Según datos de la consultora MSI, en lo que va de año se han vendido 12.081 vehículos movidos por GLP y otros 4019 de GNC superando en ambos casos a los vehículos eléctricos puros.

De los 12.000 vehículos de GLP, casi el 50% se han matriculado en Madrid, mientras que otros 2.400 lo han sido en Cataluña, mientras que la tercera posición por comunidades autónomas corresponde a Andalucía. Según el acumulado de los ocho primeros meses, las ventas de coches eléctricossuponen 3.930 vehículos, una cifra muy similar a las de GNC, con 4.019 unidades, mientras que las de GLP superan las 12.000 unidades.

Las causas de esta fuerte subida del mercado en cuanto a vehículos movidos por ambos gases se debe al menor coste de utilización por kilómetro que los motores térmicos convencionales y el hecho de contar con la etiqueta “eco” de la DGT, lo que les permite circular por el centro de las ciudades en protocolos de alta contaminación y otras ventajas por su contaminación reducida.

El gas natural comprimido, GNC y el gas licuado de petróleo, GLP, son dos alternativas muy buenas a los vehículos diesel y de gasolina en estos momentos. Ambos sistemas parten de una versión de gasolina a la que se le añade un segundo depósito, unos inyectores y una centralita específica. Con ello, puedan funcionar o bien con gas o bien con gasolina, es decir que son vehículos bi-fuel.

Aunque su funcionamiento es muy parecido, no son compatibles. Si nuestro coche utiliza GNC no podremos repostar GLP en ningún caso. Pero siempre que el depósito de gas, ya sea de uno o de otro combustible se vacía, entonces automáticamente el coche empezará a funcionar en modo gasolina y sin ninguna limitación. Lo mejor de cualquiera de estas dos tecnologías, GNC o GLP, es el gran ahorro de consumo.

Las cifras son prácticamente las mismas en cuanto a utilizar GNC o GLP pero como les comentaba son incompatibles el uno con el otro. Con respecto a un vehículo de gasolina el coste del carburante, es la mitad. Y en comparación con un diésel equivalente la diferencia está en torno al 30%. Esta diferencia es la razón clave para el notable aumento notable de las ventas de estos vehículos, como lo es también su etiqueta “eco”.

Pero no todo iban a ser ventajas, en el aspecto negativo hay que destacar la falta de infraestructuras de ambos carburantes a pesar de que las ventas suben muy fuerte. En este momento hay unas 55 estaciones para repostar gas natural, mientras que en lo que a GLP se refiere son cerca de 700 los puntos de recarga en España, básicamente las estaciones de Repsol.

En cuanto a modelos disponibles, la oferta de vehículos de GLP es más amplia que la de GNC. El Grupo Fiat, Ford, Opel, Dacia o Subaru ofrecen un amplio abanico de opciones de coches movidos por GLP. Por su parte la oferta de coches de GNC se centra en el grupo Volkswagen que ha hecho una fuerte apuesta por este combustible para los próximos años con sus diferentes marcas, pero sobre todo con Seat la cabeza de este proyecto.

Además de esta oferta de coches nuevos, cualquier vehículo de gasolina nuevo o usado puede ser transformado para utilizar tanto GNC como GLP. Es una operación bastante sencilla y perfectamente garantizada, que supone un sobrecoste de unos 800 o 1.000 euros y que permite ahorrar un 50% del coste de combustible desde el mismo día de su puesta en marcha. Estos coches transformados también tienen la etiqueta “eco”.

Share