Perú: el autogas (GLPA) le saca ventaja al GNV

Día a día, los usuarios se pasan al GLP automotor, debido a un mejor precio y autonomía. El GNV ya perdió 77.000 autos.

El autogas o GLP Automotor (GLPA) en Perú viene sumando mayores adherentes que el gas vehicular comprimido (GNV), en los últimos años.

Según la Asociación de Grifos y Estaciones de Servicio del Perú (AGESP) hay 265 mil vehículos activados a GNV, pero solo 187 mil son los que lo consumen. “¿Los 77 mil restantes? Pues han migrado al gas licuado de petróleo (GLP), competidor directo del GNV”, explicó Renato Lazo, gerente general de AGESP.

“A setiembre de este año hay 77 mil vehículos que han dejado de usar GNV, pero hace 9 meses eran 50 mil. Eso significa que la tendencia se acentúa”, apuntó Lazo.
El ejecutivo precisó que la mayor adhesión al GLP se explica porque su precio se tornó más competitivo debido al subsidio que otorga el Estado a este energético en su forma envasada (balón de 10 kilos). Entonces, a palabras de Walter Espinoza, consultor en hidrocarburos, “sucede que muchos comerciantes y envasadores se aprovechan de este subsidio y compran gas envasado para venderlo a los grifos como gas a granel”.

Si bien ese diferencial puede ser unas de las causas de la pérdida, hay que recordar que el autogás es más económico tanto en precio por litro como en instalación del equipo que el GNV. Y las otras cualidades que lo favorecen es que tienen, al mismo nivel de carga, una autonomía mayor y una mejor adecuación a los motores reduciendo su desmejoramiento.

Cabe recordar que en 2008, en el marco del desarrollo del yacimiento de Camisea, con abundancia en gas y petróleo, es que el gobierno de Perú alentó la conversión de los autos al GNV. La cuestión es que el autogas o GLPA ya tenía una amplia historia previa en el mercado. Para ese entonces, el GNV arañaba los 40 mil automóviles convertidos, mientras que el GLPA ya superaba los 100 mil.

Share