Opel refuerza su apuesta junto a Repsol por los vehículos de GLP

El fabricante de automóviles Opel, perteneciente al grupo francés PSA (Peugeot, Citroën, DS y Opel), ha vendido un 333% más de coches que usan gas licuado de petróleo (GLP) en los diez primeros meses de 2018 que en el mismo periodo del año anterior. En total, la firma ha matriculado en España hasta octubre 3.720 unidades, siendo el Corsa GLP su modelo más vendido, con 1.600 automóviles, lo que supone un aumento del 320% respecto al año anterior.

La firma tiene un acuerdo con Repsol, por el cual, la energética da 700 euros en carburante a los clientes que compren un Opel nuevo que use GLP (ahora la marca tiene tres modelos en venta: el Mokka X, el Corsa y el Adam). “Apostamos por ser una empresa multienergía, queremos ser proveedores de todos los tipos de energía para la movilidad del vehículo”, dijo este martes José Barreiro, director de estaciones de servicio de Repsol.

La energética anunció que, además de su apuesta por el GLP, también está invirtiendo en el gas natural licuado (GNL), utilizado principalmente para el transporte pesado en carretera. “Aspiramos a que haya una estación de servicio de GNL cada 400 kilómetros”, aseguró Bareiro. La empresa espera cerrar el año con seis estaciones y prevé instalar “dos o tres más” en 2019.
Según datos de Opel y Repsol, actualmente hay 70.000 coches en España que usan GLP en circulación, pero esperan que este parque “se pueda duplicar o triplicar en los próximos años”, señaló Estíbaliz Pombo, responsable de Autogás de Repsol.

La planta que Opel tiene en Zaragoza fabrica dos de los tres modelos GLP de la firma (el Corsa y el Mokka X). “Estamos viviendo una de las mejores situaciones de la historia de esta fábrica”, aseguró el director de la factoría zaragozana, Antonio Cobo.

“Estamos funcionando casi al 100%. Actualmente, además de los turnos de mañana y tarde, hay un medio turno a la noche, que pasará a ser completo a partir de enero de 2019”, señaló Cobo.
El directivo no mostró a favor de la propuesta de Ley de Cambio Climático y Transición Energética adelantada por el Gobierno este mes, que si sale adelante como está redactada ahora, prohibirá la venta de vehículos de combustión en 2040 y su circulación en 2050.

La medida afectaría a coches diesel, gasolina, híbridos y de gas (ya sean GNC o GLP). “La responsabilidad la dejamos en el cliente, nosotros no estamos a favor de las prohibiciones”, señaló Cobo.

La fábrica de la firma en Zaragoza comenzó a producir vehículos GLP en 2013. En estos cinco años, la producción de este tipo de coches ha aumento un 200%, pasando de los 8.000 automóviles en 2013 a los 24.000 con los que la firma espera cerrar 2018.

Share