Gaseras mexicanas pagan 30% más de seguro por los robos

Amexgas denunció que el incremento fue durante el último año y en las regiones con mayor índice de robos de camiones autotanques suceden.

La Asociación Mexicana de Distribuidores de Gas Licuado y Empresas Conexas (Amexgas) denunció días pasados que las empresas aseguradoras aumentaron hasta un 30% las primas de los seguros, debido a la robos constantes de camiones que sufre la industria.

Lo que viene sucediendo en los últimos meses es que las principales compañías se niegan a asegurador los vehículos. La única forma que las “gaseras” pueden tener asegurados los vehículos es que “abonen un 30% más de primas”, en el caso de las aseguradoras que pretendan trabajar con el sector, el cual viene siendo “castigado” por el “crimen organizado”. Por ejemplo, en una zona del Distrito Federal, considerada como el “Triángulo Rojo”, hay denuncias de robos “de entre 3 a 4 pipas (tanques móviles) diarias”.

Radiografía del robo
En conferencia de prensa, días pasados, los representantes de la Cámara Regional del Gas, Efrén Rodríguez; Luis Landeros, de ADG; Jaime Ayala, de Amexgas, y Alfredo Zahoul, de Asocinor, explicaron que los ilícitos se agudizaron desde hace dos años y se presenta a escala nacional, afectando principalmente a Ciudad de México y los estados de México, Morelos, Querétaro, Hidalgo, Guanajuato, Puebla, Tlaxcala y Veracruz.
El robo, agregaron, ha crecido tanto que la afectación de algunos mercados pasó de 5 por ciento en 2017 a cerca de 15 puntos porcentuales a escala nacional en lo que va del año.
Detallaron que por el robo de gas LP existe un quebranto de mil 102 millones de pesos mensuales, de los cuales 70 por ciento afecta a Pemex y 30 a las distribuidoras del energético. La industria calcula que el robo de gas LP a escala nacional asciende a unas 58 mil toneladas.
Por otra parte, el robo de autotanques y semirremolques a la industria formal va en aumento. Desde 2017 se han contabilizado cerca de 200 unidades hurtadas, con el consecuente impacto en la seguridad del personal administrativo y operativo de las compañías.
Ante ese panorama, la industria se ha visto obligada a modificar sus esquemas de operación. Durante el primer semestre de este año se han tenido que suspender 17 rutas de distribución, debido a la inseguridad. Además, existe la posibilidad de que en el segundo semestre se cancelen otras 17.
Como muestra de la situación, en los pasados dos meses, sólo en el llamado triángulo rojo, región que forman Puebla, Tlaxcala y Veracruz, el robo ha crecido 56 por ciento, pasando de 40 millones de pesos al 30 de mayo anterior a más de 62 millones en agosto.

Share